Edith Piaf y “La Vie en Rose”

edith piaf 2

Cantante y compositora francesa, Edith Piaf

La vida en rosa o “La Vie en Rose” es uno de los temas cumbre de Edith Piaf, una diva francesa que le cantaba al amor y aunque su vida no era rosa, sus interpretaciones la condujeron de las calles a los grandes salones de fama internacional para brindarle a Francia y al mundo más que música romántica. Los franceses aseguran que la cantante es tan importante “como la Torre Eiffel”.

En los andenes de la pobreza

Edith Piaf o Edith Giovanna Gassion (nombre real) nació en París, el 19 de diciembre de 1915 en una de as calles de París producto de la pobreza que embargaba a sus padres. Su padre, Louis Alphonse Gassion acróbata se embriagó y dejó a su madre, Annetta Maillard que era cantante ambulante, poco antes de su alumbramiento. Con dolores de parto, su madre salió a las calles en busca de hospital pero al no encontrarlo se apostó debajo de una farola frente al número 72 de la calle de Belleville de París, donde dio a luz a Edith Piaf.

En plena primera guerra mundial su padre se enlistó para ir al frente de batalla y la confió su madre que era dueña de una casa de prostitución. Así Edith convive con prostitutas hasta que acaba la guerra y vuelve con su padre, quien la lleva a los ambientes de los circos itinerantes, consecuencia Edith hereda el oficio de artista ambulante.

Es en las calles que Edith revela su talento y excepcional voz a través de canciones populares que las canta con su padre, pero luego decide hacer su propio camino como cantante en las calles de París.

Y el amor no tardó en llegar, a los diecisiete años se enamora de Louis Dupont con quien tuvo su única hija, una niña llamada Marcelle, que murió a la edad de dos años por meningitis.

Nace la estrella musical

Edith Piaf también tuvo que superar obstáculos a inicios de su carrera musical. En 1936 graba su primer disco les Mômes de la cloche (“los niños de la campana”) que inmediatamente la convierte en un éxito. Pero se vio envuelta en escándalos que la devuelven a los pequeños cabarets.

Sin embargo, su indudable talento la vuelve a rescatar de las calles. Su ingreso en el género Music hall la llevaron al estrellato de la canción francesa bajo el nombre de La Môme Piaf.

En plena segunda Guerra mundial se identifica con la resistencia en contra del nacismo e interpreta su tema en doble sentido Tu es partout que alude a la traición de un amante. Piaf se erige como protectora de los artistas judíos, perseguidos por las autoridades alemanas.

En mí cantan la voz de muchos” dijo en una oportunidad al referirse a los marginados, de las prostitutas, de los pobres y desterrados de la felicidad y el paraíso terrenal a los que hace llegar su mensaje a través de sus canciones.

Pero no solo con la música alentaba a la resistencia, sino también personalmente ayudó a los prisioneros a escapar.

En medio de la guerra volvió a nacer el amor hacia otro joven cantante Yves Montand mientras actuaba en el Moulin Rouge.

edith Piaf y su compañero

Edith Piaf con su compañero, el peluquero Theo Sarapo (1962)

Éxitos y romances

Los grandes éxitos de Edith Piaf estuvieron acompañadas de aventuras amorosas durante sus giras, temas como La vie en rose, su canción más celebré y Les trois Cloches la impulsaron a salir de gira a Nueva York, Estados Unidos (1947) donde vive la historia del amor más grande de su vida con un boxeador francés de origen argelino, Marcel Cerdan, quien es victima de un accidente de avión. A quien luego le dedicaría su gran éxito Hymne à l’amour en su memoria y, además, este noviazgo originó la película Édith et Marcel.

Tras Marcel, Edith tuvo romances con otros artistas como Marlon Brando, Yves Montand, Charles Aznavour entre otros -quien era su secretario- escribe algunas de las mejores canciones a Edith Piaf como Plus Bleu que tes yeux o Jezebel.

Despedida

En 1959 Édith se desploma en escena durante una gira en Nueva York, esa caída marcaría la última fase de la trayectoria de Edith.

Pese a su deteriorado estado de salud ofrece conciertos memorables y emotivos.

En sus ultimas apariciones interpreta la canción Non, je ne regrette rien, canción compuesta para ella por Charles Dumont, con la cual logrará salvar al local Olympia París que estaba casi en la bancarrota.

L’Homme de Berlín escrita por Francis Lai (uno de los autores del final de su carrera) y M. Vendôme se constituirá en la última canción, Édith grabada en 1963.

A la edad de 48 años, Edith Piaf se despidió alejada de los focos mediáticos junto a su ultimo amor, el joven peluquero griego llamado Theo – al que ha bautizado Sharapo, en griego “Te quiero”.

Edith Piaf – Non, Je Ne Regrette Rien

Edith Piaf – La Vie en Rose