Marie Curie

  • Temas Relacionados

Maria Salomea Skłodowska-Curie (Varsovia, 7 de noviembre de 1867-Passy, 4 de julio de 1934), conocida habitualmente como Marie Curie, fue una científica polaca, nacionalizada francesa. Pionera en el campo de la radiactividad, fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades —Física y Química y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París. En 1995 fue sepultada con honores en el Panteón de París por sus propios méritos.

Nació en Varsovia, en lo que entonces era el Zarato de Polonia, administrado por el Imperio ruso. Estudió clandestinamente en la «universidad flotante» de Varsovia y comenzó su formación científica en dicha ciudad. En 1891, a los 24 años, siguió a su hermana mayor, Bronisława Dłuska, a París, donde culminó sus estudios y llevó a cabo su trabajo científico más sobresaliente. Compartió el premio Nobel de Física de 1903 con su marido Pierre Curie y con el físico Henri Becquerel. Años después, ganó el premio Nobel de Química de 1911. Aunque era ciudadana francesa, nunca perdió su identidad polaca: enseñó a sus hijas su lengua materna y las llevaba en sus visitas a Polonia. Nombró el primer elemento químico que descubrió, el polonio, como su país de origen.

Sus logros incluyen el desarrollo de la teoría de la radiactividad (un término que ella misma acuñó), técnicas para el aislamiento de isótopos radiactivos y el descubrimiento de dos elementos —el polonio y el radio—. Bajo su dirección, se llevaron a cabo los primeros estudios en el tratamiento de neoplasias con isótopos radiactivos. Fundó el Instituto Curie en París y en Varsovia, que se mantienen entre los principales centros de investigación médica en la actualidad. Durante la Primera Guerra Mundial creó los primeros centros radiológicos para uso militar. Murió en 1934, a los 66 años, en el sanatorio Sancellemoz en Passy, por una anemia aplásica causada por la exposición a la radiación por guardar tubos de ensayo con radio en los bolsillos durante la investigación y en la construcción de las unidades móviles de rayos X de la Primera Guerra Mundial.

Infancia y estudios en Polonia

Cuando tenía diez años de edad, comenzó a asistir a la escuela internado de J. Sikorska, después asistió a un gimnasio para niñas, del que se graduó el 12 de junio de 1883 con una medalla de oro. Luego de un colapso, posiblemente debido a la depresión, pasó el año siguiente en la campiña con los parientes de su padre y en 1885 con su padre en Varsovia, donde recibió algunas tutorías. No pudo inscribirse en una institución regular de educación superior porque era mujer, así que junto a su hermana Bronisława ingresó en la clandestina «universidad flotante» (en polaco: Uniwersytet Latający), una institución patriótica de educación superior que admitía mujeres estudiantes.

Hizo un acuerdo con su hermana Bronisława: la iba a ayudar financieramente durante sus estudios de medicina en París a cambio de una asistencia similar dos años más tarde. Debido a esto, Maria tomó una posición como institutriz: primero como profesora particular en Varsovia, luego —durante unos dos años— como institutriz de una familia terrateniente en Szczuki, los Żorawski, quienes eran familiares de su padre. Mientras trabajaba para esta familia, se enamoró de uno de los jóvenes, Kazimierz Żorawski, futuro matemático. Sus padres rechazaron la idea de que se casara con un pariente pobre, y Kazimierz fue incapaz de oponerse a ellos. Según Giroud, esta relación frustrada fue trágica para ambos. Kazimierz obtuvo el doctorado y continuó una carrera académica como matemático, convirtiéndose en profesor y rector de la Universidad de Cracovia. Aun así, ya anciano y profesor de matemáticas en la Universidad Politécnica de Varsovia, se sentaba contemplativamente ante una estatua de Maria Skłodowska que había sido erigida en 1935 frente al Instituto del Radio que ella había fundado en 1932.

A principios de 1890, Bronisława —quien unos meses antes se había casado con Kazimierz Dłuski, un médico y activista político y social polaco— invitó su hermana a unírseles en París. Marie no aceptó la propuesta porque no podía pagar la matrícula universitaria; le llevaría un año y medio más reunir los fondos necesarios. Fue ayudada por su padre, que pudo asegurarse una posición más lucrativa de nuevo. En todo ese tiempo Maria siguió aprendiendo, leyendo libros, intercambiando cartas e instruyéndose a sí misma. A principios de 1889 regresó a la casa de su padre en Varsovia. Siguió trabajando como institutriz y permaneció allí hasta finales de 1891. También continuó estudiando en la «universidad flotante» e inició su formación científica práctica (desde 1890 hasta 1891) en un laboratorio químico en el Museo de Industria y Agricultura en la calle Krakowskie Przedmieście 66, cerca del centro histórico de Varsovia. El laboratorio era dirigido por su primo Józef Boguski, quien había trabajado de asistente del químico ruso Dmitri Mendeléyev en San Petersburgo.