Entre el dolor y la pasión. Lecciones de vida de Frida Kahlo

frida Kahlo 2 nuevoUna vez una oradora dijo “las experiencias negativas que pueden sucedernos en nuestra infancia, pueden aflorar nuestras potencialidades en la adultez”, talves Frida Kahlo, pintora mexicana, no sabía esto, sin embargo fueron los acontecimientos de su juventud y sus consecuencias que exaltaron su sensibilidad de mujer y la llevaron a crear obras que marcaron la historia del arte mexicano.

De lo trágico a lo artístico

Frida cuadro 2

Frida Kahlo pintando la obra «Autoretrato con collar de espinas»

Quien diría que los problemas de salud marcarían la vida de Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón o más conocida como Frida quien nació un 6 de julio de 1907 en Coyoacán, México.

Frida no tenía planeado convertirse en artista, es más, su primer problema de salud, como la polio, la llevaría a dedicarse a un programa de pre-medicina en la ciudad de México.

Sin embargo, a los 18 años un accidente de autobús la dejó gravemente herida. Fracturas en la espina dorsal, la clavícula y las costillas, la pelvis rota y lesiones en el hombro y el pie la tendieron en cama por más de un año y una larga convalecencia, en la que aprendió a pintar y a amar.

Sus pinturas, principalmente autorretratos y la naturaleza muerta, eran llenas de los colores resaltando las formas de arte popular mexicano pero por otro lado denotaban todo ese proceso de dolor. Frida a lo largo de su vida soportó 30 operaciones, sin embargo esto no le impidió pintar, más al contrario la impulsó más hacia el mundo del arte. En este ámbito conoció Diego Rivera, famoso muralista de esa época, con quien contrajo matrimonio.

Rivera catalogado como “incapaz para la monogamía” se constituiría en el siguiente tormento de Frida.

El matrimonio de Frida y Rivera se caracterizó por varios momentos de pasión e infidelidades de ambos.

Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida», dijo una vez Frida, «uno en el que un autobús me tumbó al suelo… el otro accidente es Diego». El accidente de tranvía la dejó paralizada físicamente y Rivera la estropeó emocionalmente.

Su obras “el aborto” y «Henry Ford Hospital» son otros retratos del acontecimiento más doloroso que vivió Frida en 1932. La tragedia de su aborto inspiró esas dos obras que fueron las más valoradas por su compleja simbología que connotan el profundo dolor de la artista. Así como también, sus subsiguientes obras «Las dos Fridas», “la columna rota” y “Allá cuelga mi vestido” están repletas de símbolos.

Frida: Soy el tema que mejor conozco

frida_kahlo cuadronuevo

Obra: «Las dos Fridas»

Las cejas espesas y unidas, el bigote y el cabello peinado partido por el medio y recogido al final, son las características que más destacan de Frida Kahlo y que ella no se esforzó en disimular en sus 55 autoretratos. ¿Para qué? Tal vez en algún momento cuestionó. “Pinto mi propia realidad” respondió cuando le dijeron que sus autoretratos eran surrealistas.

Y con respecto a la belleza exterior dijo una vez «La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior.”

De esa manera a Frida no le importaba ser cejuda o bigotuda como los hombres, llevar el peinado y la vestimenta colorida característica de las mujeres campesinas de México. Ella quería mostrarse tal como era, y expresar además su identificación con la población india. Era una mujer auténtica.

En algunas de sus obras se muestra su rostro, como una máscara, refleja una mirada fija e impasible. En otros en cambio, una gráfica y detallada representación de sus órganos internos nos revelan en correspondencia el estado de su mente. Ella era capaz de, en una sola imagen, revelarnos y revelarse lo más indigno de una traición, así como también el dolor de un aborto.

Cuando en alguna oportunidad le preguntaron porque siempre autoretratos, ella dijo «Porque estoy sola tan a menudo …. porque soy el tema que mejor conozco.»

En su búsqueda de las raíces estéticas de México, Frida Kahlo realizó espléndidos retratos de niños y obras inspiradas en la iconografía mexicana anterior a la conquista, pero son los lienzos que se centran en ella misma y en su azarosa vida las que la han convertido en una figura destacada de la pintura mexicana del siglo XX. Los críticos valoraban su autenticidad

Las lecciones de vida de Frida

Si bien su accidente, su matrimonio y el aborto que tuvo le trajeron mucho dolor en su vida. Frida sabía cómo darle la espalda a esta realidad, poseía un agudo sentido del humor, usualmente un marcado humor negro al igual que, una disposición muy aguda a la inventiva y la metáfora. Se decía que era la personificación de la alegría y tenía un anhelo por la vida.

Valoraba la honestidad, especialmente la propia. Una vez le escribió a un antiguo amante, quien abiertamente la había dejado por su debilidad física, «tú mereces lo mejor de lo mejor porque, tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo siguen siendo honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta».

Es por esa autenticidad, esa sensibilidad y esa pasión por el arte y por la vida que organizaciones de mujeres y feministas se han apropiado de la obra y vida de Frida Kahlo, no porque era una luchadora por los derechos de la mujer sino porque era un ejemplo de mujer que lucha por la vida.

El dolor, el amor y la pasión reconocidas en sus obras también fueron expresadas por la artista como lecciones de vida que a continuación se presentan para inmortalizar la memoria de esta intensa mujer.

Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar.”

Pies, para que los quiero si tengo alas para volar.”

Tú mereces lo mejor de lo mejor porque, tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo siguen siendo honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta.”

Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior.”

Te quiero… gracias por que vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida.”

El dolor no es parte de la vida, se puede convertir en la vida misma.”

Lo que no me mata, me alimenta.”

La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior.”

Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad.”

Pinto auto retratos porque estoy mucho tiempo sola…y es el tema que mejor conozco.”

Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida, uno en el que un autobús me tumbo al suelo… El otro accidente, es Diego.»

Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú».

Por Verónica Cayoja Mita
Lic. en Comunicación Social
Twitter: @cayojavioleta