Día contra el cáncer de mama recuerda que hay “Mil Razones para Vivir”

dia cancer seno

El Cáncer de mama en cifras

Uno de los cánceres de mayor incidencia a nivel mundial es el de seno. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se detectan 1.38 millones de nuevos casos y fallecen 458 mil personas por esta causa. Actualmente, la incidencia de este tipo de cáncer es similar en países desarrollados y en desarrollo, pero la mayoría de las muertes se dan en países de bajos ingresos, en donde el diagnóstico se realiza en etapas muy avanzadas de la enfermedad. En América Latina y el Caribe, el cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en 2012, se detectó esta neoplasia en más de 408 mil mujeres y se estima que para 2030, se elevará un 46 por ciento (OMS, 2014c; OPS, 2014).

Factores de riesgo

Existen diversos factores de riesgo que pueden desencadenar el cáncer de mama, algunos son inmodificables como los antecedentes genéticos, la edad y un sistema inmunológico afectado. Otros son modificables, entre los que se destacan el tabaquismo, el sobrepeso, no amamantar, el uso de anticonceptivos orales y las terapias de reemplazo hormonal.

Prevención

La prevención y la realización de controles periódicos son vitales para que el cáncer de mama no se convierta en una amenaza. Con una detección temprana, mediante la realización de autoexámenes mamarios y chequeos médicos periódicos, las probabilidades de superarlo son mayores. Para tal efecto, el Médico, investigador y Director del “Instituto de Inmunooncología Dr. Ernesto J.V. informa sobre las señales de alerta y el autoexamen como métodos de prevención.

Señales de alerta

  • Dolor en un seno (fuera del período menstrual)
  • Los pezones segregan líquido sanguinolento.
  • Engrosamiento en la mama, cerca de ella o debajo del brazo.
  • Cambio en el tamaño o la forma de la mama.
  • Piel escamada, roja o hinchada en la mama, el pezón o la aréola.
  • Pezón que se vuelve hacia adentro de la mama.
  • Huecos en la mama parecidos a la piel de la naranja.

La prevención debe incluir controles ginecológicos periódicos y la realización de exámenes (mamografías y ecografías mamarias) dos veces por año. Estos exámenes, no invasivos, abarcan la exploración de las mamas y los ganglios que se encuentran en la axila, debajo y sobre la clavícula y en el cuello.

¿Cómo hacerse un auto examen?

Es necesario que cada mujer aprenda a autoexaminarse y lo realice de forma rutinaria, una vez al mes. Es recomendable realizarlo una o dos semanas después del período menstrual para evitar que los senos estén hinchados.

Existen tres posiciones básicas para realizar un examen completo de los senos:

Acostada

  1. Recostarse con una almohada o una toalla doblada bajo el hombro derecho.
  2. Doblar el brazo derecho y colócalo bajo la cabeza.
  3. Con la mano izquierda, palpar el seno derecho, utilizando las yemas de tres dedos (el índice, medio y anular) para detectar abultamientos o masas.
  4. Ir cambiando los dedos de lugar de arriba hacia abajo.
  5. Presionar cada área del seno haciendo pequeños movimientos circulares y ejerciendo tres tipos de presión: la más ligera y suave para analizar el tejido más cerca de la piel. Una presión mediana, servirá para revisar la parte intermedia del tejido. La más intensa llegará hasta el nivel más profundo y más cercano a las costillas.
  6. Comprimir suavemente el pezón y observar si hay secreción.
  7. Repetir el proceso en el lado izquierdo.

De pie ante un espejo

Esta parte del examen permitirá detectar cambios en la apariencia de los senos y los pezones. Colocarse ante un espejo con los brazos relajados a los costados del cuerpo. Procurando que el lugar esté bien iluminado, observar detenidamente los senos. Mirar los senos desde distintos ángulos y posiciones de los brazos. Cuando el examen se realiza con frecuencia, es cuando más se notan las posibles diferencias: cambios en el color de la piel o del pezón, o si surge alguna protuberancia.

De pie con el brazo levantado hacia el costado

Esta posición permite revisar el área de la axila.

  1. Levantar un brazo a la altura del hombro.
  2. Con la mano opuesta, examinar la axila.
  3. Repetir del lado opuesto.

En los últimos tiempos las investigaciones y avances médicos han permitido encontrar formas de tratar exitosamente el cáncer de mama y de controlar su crecimiento. Pero se ha comprobado que la detección temprana de esta enfermedad es el primer paso para salvar vidas.