Técnica Pomodoro: Gestiona tu tiempo y aumenta tu productividad

8 julio 2022
Compartir

El tener un buen manejo de la gestión del tiempo en tu día a día mejora tu productividad y competitividad. Es importante que planifiques y priorices actividades que te ayuden a lograr tus metas de manera rápida y eficiente.

La técnica Pomodoro proviene del italiano que hace referencia al temporizador de cocina que tiene forma de tomate y tiene la finalidad de ayudarte con el control de tu tiempo y la concentración necesaria al momento de desarrollar algún pendiente. Pomodoro aumenta la productividad y hace posible que puedas tener un rendimiento eficiente de tus actividades.

Esta técnica se basa en elegir una sola tarea y hacer el pequeño esfuerzo de pasar 25 minutos concentrado por completo en esa actividad, seguida de pequeños descansos. Mientras más repeticiones tengas durante el día o semana mayor será tu productividad alcanzada.

¿Cómo usar la técnica Pomodoro?

La técnica Pomodoro funciona de la siguiente manera:

  1. Elige una actividad para completar.
  2. Pon la alarma del temporizador a 25 minutos.
  3. Trabaja durante los 25 minutos.
  4. Toma un pequeño descanso de cinco minutos (Con esto se concluye la duración de un «Pomodoro»).
  5. Repite los pasos del 1 al 4 veces.
  6. Después de cada cuatro Pomodoros, se recomienda tomar un descanso más extenso, de unos 20 minutos o más.

Beneficios de aplicar la técnica Pomodoro

1. Controla el tiempo y evita las distracciones

La técnica Pomodoro permite tomar el control del tiempo de uno mismo. Si alguien se acerca en medio de un pomodoro, hazle conocer que está ocupado para posponer la interrupción hasta que concluya el tiempo de la técnica. Informa amablemente a tu entorno que estás ocupado. Una vez que termine el tiempo interactúa para conocer su solicitud anterior.

Cuando las distracciones son internas como mensajes de WhatsApp, correos electrónicos o de repente recuerdas algún cumpleaños o aniversario, escríbelas en un papel y llega hasta el final de tu Pomodoro. Durante un descanso, realiza este tipo de pendientes.

2. Mejora la planificación semanal y trimestral

Además de aumentar la productividad, registrar tus logros facilitará la planificación efectiva en el futuro. Con el tiempo, podrás calcular con precisión cuántos Pomodoros necesitarás para completar un determinado proyecto.

3. Disminuye malestares físicos y la fatiga mental

La técnica Pomodoro requiere que los usuarios tomen descansos regulares, en los cuales puedes caminar, tomar un refrigerio o tomar un breve respiro.

Levantarse para estirar las piernas previene la aparición de dolor de espalda y hombro inducido por el escritorio. Del mismo modo, permitir que la mente divague durante unos minutos reduce el agotamiento de la jornada laboral.

4. Mantiene la motivación

A medida que se acerca al final de un Pomodoro y el trabajo está casi terminado, se convierte en una carrera emocionante contrarreloj para terminar antes de que se acabe el tiempo.

La emoción motiva a trabajar más rápido, incluso cuando normalmente comenzará a disminuir la velocidad. Estas cortas explosiones de motivación se suman con el tiempo y aumentarán la cantidad de trabajo que realizas.

Puedes lograr tus metas y objetivos a un buen ritmo y un paso ágil con la técnica Pomodoro, ya que te ayudará con la productividad, la eficiencia y control de la gestión de tiempo.