Mujer moderna: Cómo ser Esposa, Madre y Profesional, y ser feliz en el intento

madre trabajando1

Fuente: Diariochaco.com

El paso del tiempo evidencia el cambio de roles de la mujer en la sociedad. Las mujeres ya no solo esposas y madres, sino que además también son profesionales y trabajan. Aunque suene demasiado para cualquiera, esto es una realidad pero el dilema esta en ¿cómo desempeñar satisfactoriamente cada uno de esos roles y no morir en el intento. Algunas historias de mujeres exitosas así lo demuestran.

Esto no quiere decir que desempeñare en cada área sea una taza de leche, más al contrario, las líderes más destacadas afirman que es muy difícil alcanzar el éxito en todo. Al respecto, Shonda Rymes señala  “Cada vez que me veas teniendo éxito en un área de mi vida, es casi seguro que significa que estoy fallando en otra área de mi vida.”

Esta frase alude a que las mujeres no pueden tenerlo todo a la vez, y aunque las líderes aparenten tenerlo todo para alcanzar sus propósitos tuvieron que renunciar a otras cosas. La clave esta en desarrollar un equilibrio entre tus actividades.

1. Organízate en el trabajo

Presentamos algunos pasos que pueden ayudarte a organizarte de mejor manera en el trabajo.

  • Organiza tu trabajo y clasifica tus tareas en función de su urgencia.
  • Mantén ordenada tu área de trabajo, ubica los elementos de manera que puedas encontrarlos con facilidad, ya sea por nombre, áreas, fechas, etc. Esto puede ahorrarte mucho tiempo en la búsqueda de información.
  • Ten un área de trabajo limpia, por lo que deberás tirar todo lo que ya no necesites, evita acumular archivos viejos o almacénalos donde no te estorben. De esta forma tendrás un área agradable donde pasar tantas horas al día, pues ver la pila de archivos te tensiona aun más.

2. Prioriza actividades

“El que mucho abarca poco aprieta” señala el dicho, entonces en vez de abarcarlo todo, mejor prioriza, tampoco te creas mujer maravilla, a veces es mejor admitir que no se puede todo y pedir ayuda. Hacer una lista de prioridades te ayudará a organizarte mejor.

3. No compitas con tu esposo

Aunque tengas el mejor trabajo, mejor nivel salarial no lleves estos temas en las conversaciones con tu esposo, pues la idea no es competir sino compartir. Ten en cuenta que para mantener una relación estable muchas veces debes ceder. Los hombres por naturaleza se sienten como autoridad de familia, y es preferible hacerlos sentir como tal, darles la importancia que se merecen dentro del hogar, veras que con estas actitudes sumas puntos en tu relación.

4. Aparta un tiempo para ti

Asumir los 4 roles muchas veces puede dejarte sin tiempo para dedicarte a tu persona, pues las horas se pasan en el trabajo, luego el hogar haciendo las tareas de la casa, atendiendo a los hijos o al esposo parece que no hay tiempo para una  e ingresas una vez más al desequilibrio lo que afecta tu estado de salud y tu estado emocional también. Por ello necesitas halla un tiempo de relajación para ti, algunas aprovechan las primeras horas de la mañana para hacer actividades que disfrutan ya sea leer, hacer ejercicio, ver una película. Haz que ese tiempo sea de mimos, relajación y alegría esto te dará muchas más fuerzas para afrontar el día a día.

5. Traza metas claras

Las mujeres de éxito se destacan por tener metas y objetivos claros y esto es aún más importante para las mujeres que tienen varios roles, sin objetivos y metas claros es más fácil perderse en las multitareas diarias.

En el momento que dedicas a tu persona, reflexiona sobre tus propósitos a mediano o a largo plazo en cada uno de tu roles, escríbelos y traza un plan con actividades, fechas y plazos para alcanzarlos. Verás que estas metas te mantendrán motivadas y enfocada para seguir adelante y no rendirte.

6. Ponte en acción

Esto es lo más importante, poner en práctica tu plan de acuerdo a tu lista de prioridades, síguela paso a paso y ve tachando todo lo que hayas cumplido, te sentirás satisfecha por estar cumpliendo tus metas.