Cómo equilibrar el liderazgo y la autenticidad

mujer liderLas mujeres, nos enfrentamos a desafíos únicos como líderes, ya sea en el mundo corporativo o como propietarias de negocios. Parece que hay un gran abismo entre las mujeres líderes que con demasiada facilidad sacrifican su autoridad, y las mujeres de mano dura que nunca ceden cuando tienen algo en mente.

Desafortunadamente, ninguno de estos enfoques es eficaz en una posición de liderazgo a largo plazo.

Hay muchos enfoques de liderazgo, pero la pregunta fundamental es la siguiente: como mujeres fuertes y capaces, ¿cómo se puede liderar sin ser catalogada como mandona, autoritaria, p… o peor?

Cuestión de Autenticidad

Es fácil jugar el juego y complacer a lo que otros esperan que seamos en el trabajo. Sin embargo, cuando un fuerte liderazgo se convierte en sinónimo de etiquetas negativas como «controladora» y «exigente», la mujer líder no sólo ha perdido su poder, sino su respeto también.

Al principio de mi carrera, observé un gerente muy joven manejar de forma efectiva a sus subordinados mayores durante un conflicto. Cuando trataban de cumplir con un plazo de envío, todos pusieron manos a la obra, pero un miembro del equipo estaba cuestionando cada decisión que se toamaba. Este joven director muy amablemente pero con firmeza, le dijo: ‘Estaré feliz de discutir las razones con usted más tarde, pero en este momento necesito su ayuda sin cuestiones para salir de la puerta’ estaba impresionada por el enfoque equilibrado e intrigada por cómo su estilo de liderazgo golpeó el equilibrio entre el líder confiable, ejecutivo y colaborativo» señala la autora del Consejo de >Jóvenes emprendedores, YEC.

Entonces ¿cómo liderar sin perderse en el proceso?

La profesional mentora y entrenadora de la carrera de Aceleración en Illustra Consulting Sarah Hathorn aconseja:

Las mujeres que por liderar imitan a los hombres revelan una falta de identidad profesional», dijo Hathorn. «La confianza del profesional no está basada en el género; sino en la autenticidad y el desarrollo de las cualidades que reflejan lo que eres «Para encontrar su propio estilo auténtico, los líderes necesitan evaluaciones realistas para identificar donde se necesita desarrollar una presencia más profesional.

Tips para encontrar el estilo auténtico

Si estás luchando para encontrar tu estilo auténtico, siga estos tres pasos:

  1. En primer lugar, observa a los líderes que admiras. Observa sus características, la forma en que interactúan dentro de un equipo y su trabajo bajo presión. Valdría la pena hacer mentorías para poder trabajar con el desarrollo de tu liderazgo.
  2. En segundo lugar, deja de colocarte en primer lugar. Liderazgo es un ejercicio de servicio, y como dijo John Quincy Adams, «Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser más, eres un líder.» Es un equilibrio delicado porque como figura de autoridad, debes a menudo ser la voz de decisión sobre las cosas. En lugar de centrarse en su autoridad, Hathorn recomienda empezar desde un lugar de servicio. Cuando las mujeres «dirigen como lo hace una entrenadora, dando soporte, capacitación, estímulo, orientación y recursos; los empleados se convierten en fieles seguidores a los que se los puede conducir a la victoria.» El Servicio consiste en colocar tu propio progreso y tu ego a un lado para centrarte en las necesidades del equipo y los negocios.
  3. En tercer lugar, encuentra y afina el equilibrio de lo personal y profesional. Hathorn recomienda conocer a tu equipo, pero estableciendo límites y expectativas claras. «Cuando estás trabajando, es importante actuar para obtener resultados; después del trabajo, el tiempo es para el descanso, la relajación y las relaciones personales». La conducta profesional y la autenticidad tienen que ir de la mano -. mientras seas abierto en tu vida personal o pelees con los amigos, el mismo intercambio puede afectar negativamente tu liderazgo en la oficina. Con frecuencia, un enfoque de liderazgo casual y colaborativo, característico de las mujeres, puede ser fácilmente saboteado por un comportamiento demasiado personal o por cosas triviales como la ropa.

Encarnar un estilo de liderazgo auténtico es un proceso, pero envía una declaración poderosa y exige respeto. Al final, no se trata de la conformidad o imitación, sino se trata de mirar dentro de ti misma para encontrar el estilo que resuena dentro y fuera, con confianza.

Además, ser calificada de «mandona» sigue siendo mejor que ser «falsa».

Fuente: Levo.com