Marie Curie, la primera mujer científica

mariecurienuevo

Marie Curie, premio Nobel de Química

Sería el agnosticismo de Marie Curie o la trayectoria de su padre quien era profesor de física y matemáticas para seguir sus pasos, de uno u otro modo la polaca abrió su mente para adentrarse y destacarse en el campo de la ciencia, llegando a ser la primera mujer en ganar el premio nobel por sus investigaciones en química y la primera mujer en dar cátedra en la Universidad de París. Esta es la historia de la cientista.

La historia de Marie Curie

Originalmente de nombre Maria Sklodowska, nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia de padre físico y matemático y de madre maestra, pianista y cantante. Curie fue la menor de cinco hijos.

A su corta edad (11 años) fue testigo de la muerte de su hermana mayor Zofia a causa de tifus (1862) y de su madre a consecuencia de tuberculosis. Estas tragedias hicieron que Marie perdiera la fe en la religión católica romana y se volviera agnóstica.

Desde niña fue una alumna brillante, con una excepcional capacidad de concentración, y a los 24 años se marchó a París a desarrollar una carrera científica, donde sobrevivió con los ahorros de haber trabajado como institutriz en Varsovia, la escasa ayuda que le enviaba su padre y el apoyo de su hermana mayor, Bronia, que vivía en la capital francesa. En 1893 obtuvo la licenciatura en Física en la Sorbona con el número uno de su promoción y un año después también se graduó en matemáticas, ese año conoció a Pierre Curie, otro científico vocacional con el que se casó en 1895. Pasaron la luna de miel recorriendo Francia en bicicleta hospedándose en fondas y comiendo poco.

Pero Marie Curie iba por más, su próximo reto era obtener un doctorado que hasta ese momento, la única mujer que había logrado doctorarse era la alemana Elsa Neumann.

Los descubrimientos

Es entonces que se centró en los trabajos del físico Henri Becquerel, que había descubierto que las sales de uranio transmitían unos rayos de naturaleza desconocida. Este trabajo estaba relacionado con el reciente descubrimiento de los rayos X por parte del físico Wilhelm Röntgen. Es así que Curie con la ayuda de su esposo, decidió investigar la naturaleza de las radiaciones que producían las sales de uranio para el desarrollo de su tesis.

Utilizando las técnicas piezoeléctricas inventadas por su marido, Marie midió las radiaciones de uranio en la pechblenda, un mineral rico en dicho elemento. Cuando vio que las radiaciones del mineral eran más intensas que las del propio uranio, se dio cuenta de que tenía que haber elementos desconocidos aún más radiactivos, término que ella inventó.

Pierre, que seguía con pasión el progreso de los experimentos de su mujer, abandonó su propio trabajo sobre magnetismo para ayudarla.

En 1898, el matrimonio anunció el hallazgo de dos nuevos elementos: el polonio y el radio, aunque aún tuvieron que pasar cuatro años trabajando en condiciones precarias para demostrar su existencia. Finalmente, a base de tratar una tonelada de pechblenda, lograron aislar una fracción de un gramo de radio y en 1903 compartieron con Becquerel el Nobel de Física, con cuyas ganancias instalaron un baño nuevo en su casa.

La primera mujer

Ante los novedosos hallazgos para la ciencia, la fama y los reconocimientos envolvieron a la pareja. En 1904, Pierre Curie fue nombrado catedrático de física en la Universidad de París, y en 1905, miembro de la Academia Francesa, cargos nunca ocupados por mujeres, por lo cual Marie no obtuvo el mismo trato pese a que el principal mérito de los logros comunes era suyo.

Pero poco faltó para que Curie también recibiera los mismos honores. En 1906 Pierre fue atropellado por un carruaje de seis toneladas. Marie quedó muy afectada por la muerte de su marido y no aceptó la pensión vitalicia en tanto decidió reemplazarlo en la cátedra.

El 15 de noviembre de 1906 Marie dio su primera lección sobre Radioactividad ante una audiencia expectante pues era la primera vez que una mujer impartía una clase en la universidad la Sorbona en los 650 años transcurridos desde su fundación.

En 1910 demostró que se podía obtener un gramo de radio puro. Al año siguiente recibió en solitario el Premio Nobel de Química “en reconocimiento por sus servicios en el avance de la Química por el descubrimiento de los elementos radio y polonio, el aislamiento del radio y el estudio de la naturaleza y compuestos de este elemento. Luego fue nombrada directora del Instituto del Radio de París. En 1921 viajó a EE UU, donde fue recibida como una verdadera figura de la ciencia”.

Ante la posibilidad de obtener riqueza a través de sus descubrimientos, se negó a patentar el proceso de aislamiento del radio dejándolo a disposición de la comunidad científica.

Marie Curie no necesitó riqueza, ni benes pues gracias a su trabajo y dedicación a la investigación científica el sueño de ser la primera en el nobel y en el círculo de docentes se había hecho realidad.

Frases de Marie Curie

  • Un científico en su laboratorio no es sólo un técnico: es también un niño colocado ante fenómenos naturales que le impresionan como un cuento de hadas.»
  • La mejor vida no es la más larga sino la más rica en buenas acciones.
  • En la vida no hay cosas que temer, solo hay cosas que comprender.
  • Se menos curiosa de la gente y más curiosa de las ideas.
  • La vida no es fácil para ninguno de nosotros pero hay que preservar sobre todo y tener confianza en uno mismo.

 

Vía: Muy interesante.es